Logo
SEMICE
Seguimento de los
micromamíferos comunes
de España
CA | ES

El proyecto

Qué es?

El SEMICE es un proyecto de monitoreo de micromamíferos o pequeños mamíferos comunes (los insectívoros y roedores más pequeños, de menos de 150 g de peso) a gran escala y largo plazo, sustentado en una red de estaciones de control a cargo de colaboradores mayormente voluntarios. Es un proyecto que se inició en 2008, con 12 estaciones ubicadas dentro de los Parques Naturales de la Diputación de Barcelona y 8 más en Andorra y ha ido creciendo y extendiéndose por el resto de Cataluña y en todo el estado, hasta contar en la actualidad con una cincuentena larga de estaciones activas.


La importancia de los seguimientos de biodiversidad

Los monitoreos a largo plazo son una herramienta básica para la buena gestión y conservación de la biodiversidad. Y lo son porque el gestor, además de disponer de un diagnóstico preciso de la distribución y el estado de conservación de los hábitats y las especies a día de hoy, ha de prever la evolución de las poblaciones y reconocer las áreas y las condiciones más importantes para su pervivencia en el futuro. La actualización continua del conocimiento del estado de las poblaciones, además, aporta información relevante sobre la compleja dinámica de los sistemas naturales y los factores de cambio que les afectan.


¿Por qué los micromamíferos?

Los pequeños mamíferos cumplen una función relevante en los ecosistemas, que se expresa en un gran número de relaciones con otros grupos de organismos (presa esencial para muchos carnívoros a la vez que predadores de invertebrados, grandes consumidores y dispersores de semillas, ...) y por otro lado tienen un rápida capacidad de respuesta demográfica a los cambios ambientales (sus poblaciones crecen o disminuyen muy rápidamente). Esto los convierten en unos elocuentes indicadores del estado de los ecosistemas y de la evolución de fenómenos generales como el cambio climático.


Objetivos

Hay un objetivo básico: La consolidación de una red extensa y persistente de estaciones de seguimiento poblacional que, mediante una metodología estándar ajustada, permita detectar de manera fiable y significativa las variaciones poblacionales de los pequeños mamíferos.

Objetivos científicos:

  • Comprender las causas de las fluctuaciones
  • Obtener patrones significativos sobre la fenología y los ciclos demográficos
  • Confirmar modelos de distribución en el espacio de acuerdo con los hábitats y los pisos altitudinales.
  • Proporcionar información para líneas de investigación vinculadas (especies o procesos relacionados. Predación, diseminación, etc.)
  • Obtener información sobre especies particulares, mal conocidas, o en el límite de su distribución.

Objetivos de divulgación / participación:

  • Potenciar el conocimiento y la valorización ciudadana. Aprovechar el proyecto y las campañas de campo en particular, como una oportunidad pedagógica de aproximación a la fauna silvestre y al naturalismo.
  • Profundizar en todos aquellos elementos que puedan dar sentido y riqueza a la implicación de los participantes en el proyecto colectivo.

Antecedentes y proyectos de referencia

Referentes internacionales

En el campo internacional cabe citar el Reino Unido, que con una arraigada tradición naturalista, es un país avanzado en cuanto a programas de seguimiento a largo plazo con el apoyo de redes de voluntariado. Hay incluso estudios que evalúan la eficacia y la bondad de estas redes por el propósito científico (Chris Newman et al., 2002). En particular sobre pequeños mamíferos hay experiencias contrastadas de monitorización, que han sido referencia indispensable a la hora de diseñar el SEMICE.

En nuestro país desde la administración, cabe destacar la apuesta pionera de varios espacios naturales para poner en marcha programas de monitorización. En 1987, en el Parque de Collserola se iniciaba un programa de seguimiento de la avifauna, aún vigente hoy, y en 1994 la Diputación de Barcelona ponía en marcha el ambicioso "Plan de seguimiento de los parámetros ecológicos en los Espacios Naturales Protegidos de la Diputación de Barcelona ", que hoy es de referencia obligada y los resultados se reflejan en el nuevo portal dedicado a la conservación de la biodiversidad, estrenado recientemente. Los Parques Nacionales también han iniciado programas de seguimiento estandarizados como es el caso de los iniciados en Sierra Nevada.

Desde las entidades o la iniciativa privada

Por su parte, desde hace años diferentes entidades científicas y conservacionistas han promovido, también, programas ambiciosos de seguimiento a través de redes de colaboradores. Como ejemplos notables podemos citar los programas de la Sociedad Española de Ornitologia (programas SACRE, SACIN, PASER, NOCTUA) o los del Instituto Catalán de Ornitología, con un inciso especial al anillamiento (más de 40 años de recorrido como actividad científica apoyada en una red de voluntariado), o los programas SOCC, SYLVIA, Golondrinas, o, en otro ámbito, el Proyecto Ríos, y, como no, los programas impulsados ​​por el mismo Museo de Ciencias Naturales de Granollers como el Catalan Butterfly Monitoring Scheme, de seguimiento de las mariposas o el QuiroRius entre otros.

Ciencia ciudadana

En los últimos años, además, la tecnología móvil al alcance y las redes sociales, han permitido una auténtica florecimiento de nuevos proyectos de seguimiento con la colaboración ciudadana.

Hoy el término de Ciencia Ciudadana enmarca todos estos proyectos que vinculan la ciencia con los ciudadanos "amateurs" para hacer avanzar el conocimiento en general y desarrollar proyectos de seguimiento en particular.

Experiencias previas de seguimiento de pequeños mamíferos en nuestro pais

Algunos proyectos de seguimiento de pequeños mamíferos realizados hace unos años han servido de experiencia valiosa en el diseño del proyecto y la concepción de la dinámica colaborativa.

Desde el Museo de Ciencias Naturales de Granollers, ya en 2001 se había presentado una propuesta para establecer un programa de seguimiento de las poblaciones de pequeños mamíferos con una metodología estandarizada. A pesar de que este proyecto no prosperó, se pudo reanudar unos años más tarde (2008) gracias a una ayuda recibido por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

También cabe citar la experiencia de prospección estival que se llevó a cabo en el contexto de una actividad de estancias de aprendizaje y trabajo para jóvenes en el Parque Nacional de Aigüestortes entre los años 1991 y 2007.

© 2017 Museu de Ciències Naturals de Granollers
Contacto | Créditos